7 errores que nunca deberías cometer con tu cafetera de cápsulas

La cafetera de cápsulas ofrece grandes ventajas para nuestra dinámica cotidiana. Por otro lado, es importante saber que, para continuar recibiendo las grandes bondades de este equipo electrodoméstico, debemos prestar ciertos cuidados. En cuanto a esta idea, son recurrentes los errores que cometemos y que pueden contribuir al mal funcionamiento de la cafetera.

Errores que debes evitar para conservar tu cafetera de cápsulas

Dejarte la cápsula dentro

En la mayoría de los casos las cafeteras de cápsulas tienen un uso muy frecuente, por lo que vas cambiando el agua constantemente, pero también puede darse el caso que su uso sea esporádicamente, entonces tendrás que tener muy presente dejar el depósito de agua vacío y limpiarlo a la hora de utilizarla nuevamente. Todo estos cuidados evitarán la presencia de restos de agua estancada llena de impurezas y sedimentos.

Solución: No fuerces el compartimento, levanta la aguja, e intenta tirar suavemente (evita los movimientos bruscos) para sacar la cápsula. Si no logras extraer la cápsula puedes probar volver a inyectar la aguja y poner la máquina en marcha como si fueras a preparar otro café. Esto debe hacer que los restos se ablanden, lo que te permitirá sacarla sin apuros.

En las máquinas de Nespresso (Pixie o Maestría), esto no suele suceder, ya que éstas cafeteras vienen provistas de un pequeño depósito el cual permite que las cápsulas utilizadas caigan en el directamente y se almacenen hasta el momento de tirarlas a la basura.

Olvidarte de la descalcificación

La limpieza es fundamental cuando hablamos del mantenimiento y la durabilidad de una cafetera. Con el tiempo se van acumulando restos de cal en los conductos internos que provocan obstrucciones y modifican negativamente el sabor de las preparaciones. Esto puede que muchas personas no lo noten por la rapidez con que todo ocurre, pero lo cierto es que, si no se descalcifica la cafetera, el sabor del café se estropeará.

La descalcificación de la cafetera debes realizarla periódicamente, aunque el fabricante da su recomendación en las instrucciones. Algunos modelos como la Senseo Twist o las Tassimo incorporan alarmas que te avisan de cuándo debes descalcificar.

No limpiar el depósito de agua

Normalmente, nadie presta atención a este detalle porque las cafeteras tienen un uso frecuente y el agua se cambia constantemente. Pero, si sucede que no usas la cafetera frecuentemente lo mejor es que dejes el depósito de agua vacío y que lo limpies antes de volver a usarla.  Esto evitará que prepares tus próximos cafés con restos de agua estancada llena de impurezas y sedimentos.

Consejo: Debes renovar el agua constantemente y evitar que se acumule en el depósito. El deposito se debe limpiar con frecuencia. Hay algunos modelos que admiten meterlo en el lavaplatos, especialmente si usamos agua del grifo para rellenarlo.

Construir cápsulas por tu cuenta

Seguramente, ahora mismo te has sorprendido. Pues sí, hay personas que realizan esta práctica. Actualmente es muy usual encontrar en Youtube, videos donde explican los procedimientos y técnicas para construir o rellenar cápsulas usadas. ¿Qué debes saber sobre esta práctica? Pues que si tienes algún problema con tu máquina la garantía ya no lo cubrirá, así que olvídate del servicio técnico del fabricante y otros beneficios.

Reutilizar una cápsula usada

Las cápsulas de café intensos o espresso se caracterizan por dejar abundante cantidad de restos, esto te da la impresión que lo puedes utilizar para elaborar otro café, esto es un verdadero error.

La cápsula ya está pinchada y nada te asegura que la máquina vaya a funcionar bien con ella, más bien te arriesgas a estropearla. Por otro lado, esos restos, aunque se queden en la cápsula, ya están aguados y el brebaje resultante de este intento no tienen ningún valor gastronómico y menos nutricional.  

Echar leche en el depósito en vez de agua

Este tipo de máquinas está elaborada para trabajar con agua, a su vez presentan una densidad, una composición y un punto de ebullición determinados completamente diferentes a la leche. Debido a la gran cantidad de azúcares y grasas que predomina en ésta, se podría estropear la cafetera gracias a los residuos existentes en la bomba y en sus conductos.

¿Cómo puedes preparar tus variedades favoritas?

Para preparar una rica bebida con una Dolce Gusto, debes tomar en cuenta algunos factores como: la temperatura del agua (fría o caliente), el tipo de cafetera según su funcionamiento (automática o manual) y la cantidad de café y/o leche que necesita la variedad, lo que determinará el tamaño de la taza y el ajuste de la bandeja de escurrido.

A continuación, te explicamos el procedimiento:

  • Enciende la cafetera. No olvides que si demoras unos minutos la cafetera se apagará debido al modo ECO.
  • Extrae el soporte para las cápsulas y coloca la cápsula de tu variedad favorita. Recuerda que, en el caso de las variedades con leche, algunas necesitan dos cápsulas para completar la preparación.
  • Ajusta la posición de la bandeja de escurrido modulable, en el caso de que tu cafetera disponga de una y luego coloca en ella una taza.
  • Cumple las recomendaciones indicadas en la variedad, para obtener el mejor resultado.

Toma en cuenta cada uno de los consejos que aquí te damos y puedes tener la seguridad de que tu cafetera tendrá una mayor duración.

Artículos Relacionados

Deja un comentario